ESTO DICE LA UNAM SOBRE SI ES RECOMENDABLE DEJAR DE USAR EL CUBREBOCAS

Cd. de México (agencias).- La pandemia del COVID-19, la cual llegó hace dos años, hizo que las personas usáramos el cubrebocas como medida de protección para así detener los contagios.

Con la llegada de las vacunas, su implementación y posterior descenso de casos, la vida como la conocíamos poco a poco regresó a la normalidad, en algunos estados el uso obligatorio del cubrebocas ya no es necesario en espacios abiertos, pero ¿es recomendable dejarlo de usar?

—¿Cubrebocas sí o no?

La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) informó que aún no es momento para dejar de usar el cubrebocas, tal como lo ha confirmado la Organización Mundial de la Salud (OMS), ya que todavía el mundo no ha pasado de una pandemia a un estado de endemia, que es cuando una enfermedad prevalece habitualmente o en épocas fijas, como la influenza.

Especialistas de la UNAM dicen que hay que tener un mensaje de optimismo para retomar actividades; eso sí, con precaución y manteniendo las medidas que han sido vitales como el uso del cubrebocas, así como la vacunación y quedarse en casa al menor síntoma, ya que tenemos que asumir que podríamos ser portadores del virus SARS-CoV-2 y podríamos contagiar a alguien más.

—Uso del cubrebocas, medida que se quedará

Para Susana López Charretón, investigadora del Instituto de Biotecnología y miembro de la Academia Mexicana de Ciencias y de El Colegio Nacional, el cubrebocas es una herramienta que debe quedarse, pues su uso adecuado ha sido vital durante la pandemia.

“Yo recomendaría todavía utilizarlo si vas a auditorios o salones cerrados. También sugeriría que de preferencia no se asista a actos cerrados sin ventilación porque sigue habiendo el problema de que puede haber uno o dos infectados en un grupo de 50, y si no tenemos suficiente ventilación, por lo menos la gente se puede proteger con la mascarilla. Su uso es a discreción, pero sí creo que en lugares muy concurridos y cerrados hay que utilizarlo. En la calle nunca ha sido indispensable, pero siempre comparo el virus con la acumulación de humo del cigarro. Si estás en un cuartito cerrado y alguien se encuentra fumando, después de un tiempo todo el lugar está lleno de humo. Al aire libre es raro que se pueda acumular suficiente humo. La gente que corre o que camina sola, al aire libre, está totalmente fuera de peligro”.

Por su parte, Alejandro Macías, integrante de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia Coronavirus de la UNAM y zar contra la influenza AH1N1 durante de 2009, menciona que “hay que mantener el uso de cubrebocas en interiores, ventilar los espacios cerrados, asegurar que las personas estén vacunadas, y evitar tumultos, porque eso todavía es conveniente”.

Mientras que Alejandro Sánchez Flores, investigador del Instituto de Biotecnología, insiste en que el uso de cubrebocas “es físicamente la medida de contención más grande que tenemos. Usarlo nos ayuda a contener los aerosoles y la saliva que expelemos al hablar. Incluso, si en un lugar la gente no usa cubrebocas, el hecho de que yo lo utilice representa una barrera contra una carga viral muy grande que puede estar en el ambiente”.

Con información de la UNAM | AE | Foto: Getty Images

A %d blogueros les gusta esto: