10 VALIOSAS LECCIONES DE FINANZAS PERSONALES QUE APRENDIMOS DE MAMÁ

  • Repasemos algunas de esas lecciones, considéralas un rico caldito de pollo para tu bolsillo

Cd. de México (agencias).- Las mamás nos brindan amor incondicional y algunas de las lecciones más importantes de la vida. Sus consejos sobre finanzas personales y, sobre todo su ejemplo, tienen una fuerte influencia en nuestros hábitos financieros en general. Repasemos algunas de esas lecciones, considéralas un rico caldito de pollo para tu bolsillo:

—La importancia de cuidar los gastos

Enseñar habilidades financieras en la niñez debería ser tan importante como enseñar a leer, pero como eso no siempre pasa, la visión diaria de las madres haciendo un presupuesto, ahorrando y equilibrando los gastos a menudo es la mejor escuela. Un hogar que está abierto a las finanzas como algo que necesita cuidado y atención regular ofrece un excelente comienzo financiero.

—No se puede decir ‘sí’ a todo

Las madres son clave para enseñar a distinguir entre un deseo y una necesidad. Un helado puede ser tentador, pero cuando se enseña el valor del ahorro, poder pagarlo por uno mismo hace que ese postre sea todavía más rico. Como adulto(a), lo mismo se aplica cuando te comes uno de esos helados en tus vacaciones tropicales (ya pagadas).

—Evita pedir prestado

Gastar menos de lo que ganas es un gran consejo de las mamás. Si deseas algo para lo que no tienes suficiente dinero, sigue ahorrando en lugar de pedir prestado.

Pedir préstamos ya sea al banco, en el trabajo o con la familia, debería ser el último recurso en casi cualquier situación.

—Aún en pareja, un poco de independencia es genial

Si bien puede ser cómodo que tu pareja se ocupe de las finanzas de ambos por ti, las mamis siempre aconsejan no quedarte totalmente fuera de la ecuación. Como pareja, lo mejor es tener un conocimiento completo del manejo del dinero. Seguro te ha dicho que es bueno que ambos discutan las compras grandes o se dividan los gastos como mejor les convenga. La idea es que tú entiendas tan bien como tu pareja cómo se manejarán las cosas. Seguro también te ha dicho que, en caso de que suceda lo peor y debas administrarte solo(a), ese conocimiento será invaluable para tu independencia financiera.

—Ahorra (aunque sea poco)

Cuidar los centavos y ahorrar aunque sea poquito puede parecer trillado, pero las madres saben perfectamente que poco a poquito se va llenando el jarrito. Ellas, sin duda, nos enseñan que un esfuerzo pequeño y constante puede llevarnos a cosas grandes.

—La gratificación retrasada

A lo largo de tu vida, tal vez tu mamá te ha ayudado a frenar tus decisiones impulsivas con el poderoso saber que pueden convertirse en algo más grande con el tiempo. Mamá sabe qué tipo de compras es mejor dejar para después y cuáles nos dejarán más valor al paso de los días. Adquirir esa flexibilidad financiera es una de las grandes lecciones para la vida, más aún cuando en la actualidad estamos a un clic de comprar casi cualquier cosa.

—Todo es negociable

A menudo creemos que los precios están grabados en piedra. Pero mamá sabe que todo se puede negociar. Estar abiertos a esa lección te puede ayudar a ahorrar bastante dinero.

—Tener más de una fuente de ingresos

Una mamá es perfectamente capaz de tener dos o más trabajos para llevar más dinero a casa. Incluso si es una madre trabajadora, no dudará en tener una actividad extra para mejorar las finanzas de la familia. Verla hacer eso no solo forja una sólida ética de trabajo, sino que también nos muestra que un ingreso adicional es idóneo para acelerar el pago de deudas y poder ahorrar más.

—Invierte en ti mismo

Dar la mejor educación a sus hijos es la misión de toda mamá e incluso el consejo de seguir invirtiendo en ti, como adulto independiente, tiene la misma base: invertir en ti mismo(a) da los mejores rendimientos. ¿A poco no?

—Proponernos metas ambiciosas y alcanzarlas

Establecer una meta financiera contribuye en gran manera a acumular el dinero necesario para cumplirla. Una madre siempre nos anima a fijar objetivos y crear un plan financiero para lograr nuestros sueños, ya sea comprar un coche, irnos de viaje o lo que sea. Y es que ellas tienen la voz de la experiencia, se trata de la casa, los hijos o las vacaciones, ellas se han fijado todo tipo de metas y siempre parecen cumplirlas en el tiempo estipulado.

Con información de Forbes México | Foto: Freepik